Trabajando en las nubes

0 comentarios aliciaramos Por aliciaramos El 18 de enero de 2012

Ofrecer/consumir todo tipo de servicios informáticos a través de Internet es, hoy en día, toda una realidad. Desde algo tan simple como producir y almacenar todo tipo de archivos hasta hacer una web directamente en nuestro navegador sin necesidad de descargar ningún software, ya es posible.

Esta nueva fórmula es conocida como cloud, el término inglés para nube y gracias a la misma, podemos elaborar cualquier tipo de proyecto en el lugar y el momento en el que lo necesitemos, simplemente con un terminal y una conexión a Internet. Cada día más empresas, tanto pymes como grandes compañías, están adoptando este modelo como filosofía de trabajo.

Pero la nube es mucho más, el apunte que fórmula George Reese en su libro Cloud Apllication Architectures, es de lo más acertado: “La Nube no es simplemente una manera más elegante de describir Internet. Si bien Internet es un fundamento clave para la Nube, la Nube es algo más que Internet. La Nube es donde vas para usar la tecnología cuando la necesitas, por el tiempo que lo necesites, y ni un minuto más. No instalas nada localmente, y no pagas por la tecnología cuando no la estás utilizando.”

Sin embargo en esto como en todo, tenemos fervientes seguidores, aunque también grandes detractores. Veamos algunas de las principales ventajas e inconvenientes que nos vamos a encontrar al trabajar en este entorno.

¿Por qué pasarte al trabajo en red y al cloud? Los beneficios de trabajar en la nube.

  • El primer beneficio es el económico, y aunque no debe ser lo único que motive el cambio, sin duda es muy importante. Y es que éste es un entorno escalable en que sólo pagarás en función de tus necesidades.
  • Trabajar de forma remota. Podremos tener acceso a nuestro trabajo desde cualquier lugar, siempre y cuando tengamos conexión a Internet. El teletrabajo nos permitirá en muchas ocasiones mejorar nuestra gestión diaria y productividad.
  • Trabajar de forma simultánea sobre el mismo archivo. Es una funcionalidad muy útil cuando varias personas necesitan trabajar sobre una misma fuente de información o archivo.
  • Crear espacios de colaboración. Esta es una muy buena opción cuando trabajamos con colaboradores externos, ya que nos permite compartir con ellos en tiempo real todo aquello que necesitemos, simplemente accediendo a las mismas páginas web.

Desventajas

  • La adaptación al entorno cloud es un cambio no exento de costes, y ya no sólo el económico que directamente va a conllevar el cambio, si no también el coste indirecto que conlleva todo el tiempo que internamente se dedica al cambio.
  • No disponer de contenidos cuando el ordenador está sin conexión a la red. Y es que la misma ventaja que apuntábamos anteriormente se puede volver una debilidad.
  • Seguridad. Mucho se está escribiendo sobre el tema de la seguridad en la red, y lo cierto es que es algo que ahí está, se ha demostrado que no hay sistemas infranqueables. ¿Pero es que acaso un modelo no basado en la nube está exento de este tipo de inclusiones? La cuestión es que hay una barrera emocional muy fuerte que debemos vencer en este sentido, ya que inconscientemente podemos tender a pensar que si no podemos custodiar de forma “física” nuestras herramientas, éstas pueden ser más vulnerables.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico nunca será compartida.