¿Niños y cerveza? En los años 60 sí estaba permitido

Por busca@dmin El 3 de septiembre de 2015

La publicidad antigua de bebidas arroja datos sobre nuestra sociedad del pasado que son generalmente desconocidos. Muchos de los carteles que anunciaban cerveza hace 50 años nos sorprenden hoy, por los cambios que han ido sucediendo a lo largo de los años a nivel social y cultural.cerveza

Las compañías de cerveza lanzaban mensajes publicitarios a los niños para el consumo de cerveza, allá por los años 60. Como lo oyes, la imagen de un niño pequeño bebiendo cerveza no era tan extraña como ahora. Esta época coincide además con el aumento de neveras en los hogares.

Las campañas publicitarias antiguas de cerveza

A partir de los años 50, la cerveza tuvo un incremento de ventas y comenzó a extenderse de forma un poco más generalizada en los 60. Paulatinamente, esta bebida fue asentándose entre la población hasta alcanzar niveles parecidos al consumo de vino. Hay que recordar que España tenía una tradición vitícola, y no cervecera.

Al comienzo de la década de los 60, la compañía Cruzcampo publicó un anuncio en el que aparece el siguiente mensaje “Mamá lleva siempre a casa Cruzcampo. Con Cruzcampo, la comida resulta más grata y digestiva, que con cualquier otro tipo de bebida” acompañado de una imagen en la que aparecen 4 niños dispuestos a tomarse entre todos una litrona.

La misma marca cuenta con más de un cartel en el que se relaciona a los niños con el consumo de la cerveza. Otro ejemplo es aquel anuncio que indica que la cerveza es buena para mantener un aspecto joven, y es apta para toda la familia.

La litrona es un formato que las compañías de cerveza promocionaban para estimular el consumo familiar de esta bebida. La marca Águila fue una de ellas: se conserva un cartel publicitario lanzando el mensaje “Familia grande, botella grande”.

A finales de los años 60 hubo una campaña de la marca Damm en la que se sorteó un viaje a Cabo Kennedy; en el anuncio que se publicita aparece una familia sentada alrededor de una mesa, dispuesta a comer. Todos los miembros de dicha familia, incluidos los niños, tienen su vaso de cerveza.

Aún en los años 90 era normal que se organizaran excursiones escolares a alguna fábrica de cerveza para que aprendieran los detalles de la elaboración de la misma.

Mucho han cambiado las cosas desde la elaboración de estos anuncios antiguos de cerveza. Las cerveceras actuales hacen hincapié en el consumo responsable de esta bebida, ya que hoy hay un mayor conocimiento sobre los efectos del alcohol en las personas, más aún en los niños.