Todas las ventajas de un buen aislamiento del hogar: trucos y consejos

casasostenible Por casasostenible El 29 de marzo de 2012

Aislar el hogar no es solamente un óptimo recurso para  los meses invernales sino una costumbre que hay que tener todo el año.

Las ventanas son los lugares de la casa por donde se pierde la mayor parte del calor, la prueba se puede encontrar  en la temperatura de sus aledaños y en la del propio cristal. Según la Secretaría General de Energía, un buen aislamiento puede reducir entre un 25% y un 50% el gasto anual.

La instalación de unas buenas ventanas aislantes  puede favorecer la retención de la temperatura tanto en invierno como en verano además de proporcionar un buen aislamiento acústico.

Si no queréis cambiar vuestras ventanas existen otras prácticas más económicas y sencillas:

– Cerrar ventanas y persianas durante la noche y abrirlas durante el día.

– Mantener limpias las ventanas para permitir la mayor entrada de rayos solares durante el día.

– Colocar láminas de plástico transparente en la parte interior de los marcos.

Si por el contrario el clima del lugar donde esté situada la casa es cálido, también existen otros métodos de aislamiento contra el calor. De este, modo ahorraremos en aire acondicionado.

– Cerrar cortinas y ventanas durante el día y mantenerlas abiertas durante la noche.

– Instalar toldos, cortinas o persianas de color blanco que reflejen el calor hacia fuera de la casa.

– Colocar láminas tintadas o de control de luz solar. De esta manera, será más tenue y aumentará en menor medida la temperatura en el interior.

El aislamiento de los hogares  presenta muchísimas ventajas desde el ahorro económico, hasta un mayor confort, pasando por muchas otras ventajas.

Una vivienda aislada térmicamente permite una sensación mucho más agradable en cualquier época del año, aumentando el bienestar dentro del hogar. Desde el punto de vista ecológico, se disminuyen las emisiones de gases como el CO2 (producidas por las calderas por ejemplo).  En el interior de las casas, se eliminan las condensaciones y mejorar el aislamiento acústico.

Por último si se tienen intenciones de alquiler o vender la casa su buen aislamiento aumentará el valor de la misma.