¿Quesos y museos?

liligo Por liligo El 23 de febrero de 2012

Museos hay de todos los tipos, desde historia a ciencia pasando por las artes. Pero a parte de los que podríamos decir habituales existen otros, a medio camino entre un símbolo publicitario y la intención de mostrar la historia de una marca que se acabó convirtiendo en un icono. Este es el caso de la famosa “Vaca que ríe” perteneciente al Grupo Bel, han creado todo un museo para mostrar las historia desde los inicios a la realidad a día de hoy, matizados con intenciones de futuro como la mejora del rendimiento energético.

El “Museo de la Vaca que ríe” lo podemos descubrir con unos vuelos baratos que nos lleven a Dijon, pues se ubica en el pueblo de Lons-le-Saunier, a escasos kilómetros de la ciudad antes nombrada.

Entre otras cosas, podemos ver como evolucionó la marca, como se popularizó y expandió a nivel internacional llegando a mercados tan duros como el estadounidense, a parte del canadiense, el español,… La verdad es que si encontramos unos billetes de avión baratos a esta región del país galo es una interesante alternativa, sobre todo si vamos en un viaje familiar o equivalente.

Pero como es de esperar, no es el único museo que podemos denominar como curioso. ¿Quién no ha soñado alguna vez con descubrir de primera mano la historia de la cerveza? En este caso nos encontramos de manera destacada con el Brussels Gueuze Museum, en este nos dan la posibilidad de descubrir la historia de este elixir, es más, incluso nos plantean la posibilidad de aprender a fabricarla según las técnicas usadas por los maestros cerveceros desde hace 100 años.

Interesantes y deliciosas propuestas en las que unir, cultura y sabor. ¿Conocéis alguna otra opción para este tipo de museos?